lunes, 12 de febrero de 2018

Paseo Por El Parque De El Capricho, Madrid

El Parque de El Capricho, creado para La Duquesa de Osuna, es uno de los rincones  más bonitos de Madrid.
Situado en La Alameda de Osuna guarda auténticas sorpresas para el visitante, como esta simpática “Casa de La Vieja”. 
El Casino de Baile, en donde se celebraban grandes fiestas.
La Fuente Monumento al III Del Duque de Osuna. 
Una pequeña ría con un embarcadero y La Casa de Las Cañas.
No podía faltar una ermita.
Ni un fortín o batería de gruesas paredes.
La Estatua de Saturno devorando a sus hijos tiene también un lugar en este jardín rodeado de pinos.
El Abejero, una construcción majestuosa que antes tenía abejas, emerge en medio del bosque.
No podemos entrar pero sí curioseamos su interior y descubrimos la bóbeda decorada como celdas de panales de abeja y el tesoro allí guardado.
No podéis dejar atrás El Templete de Baco, de estilo clásico, con sus espléndidas columnas jónicas.
Situado en un pequeño promontorio y en donde Baco, claro, es el protagonista.
Se puede divisar desde distintos lugares del Parque.
Desde él se tiene una amplia perspectiva del Capricho y se otea ya la elegante silueta del Palacio de Los Duques de Osuna.
Al que nos acercamos para observarlo más detenidamente.
Nos miran de reojo los habitantes de esta fuente.
La Fuente de Los Delfines y las Ranas.
No podía dejar sin elogiar La Exedra, una plaza ovalada que muestra un templete de 4 columnas de mármol con el busto de la duquesa y unas inquietantes esfinges observándonos.
También se llama Plaza de Los Emperadores porque en ella se colocaron los bustos de los 12 emperadores romanos.
El Parque del Capricho, llamado así porque la duquesa lo fue llenando de “caprichos”, cuenta con muchos más rincones con encanto como "El Parterre de Los Duelistas”.
Y otros que iréis descubriendo a medida que lo recorréis. Caminaréis sobre sendas bien cuidadas.
También viviréis un lado salvaje. 
Con una riqueza vegetal variada rodeándote.
En donde sobresale el colorido de sus jardines.
Y el vértigo de su laberinto.
A veces subiréis o descenderéis algún que otro escalón.
E incluso cruzaréis algunos puentecillos.
Que nos llevan sobre los riachuelos y estanques del Capricho.
 Por donde ir recibiendo todo un cúmulo de cálidas sensaciones.
 Que os harán sentir llenos de vida.
 CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC  
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DEL PASEO

1 comentario:

  1. A min gústame a fonte dos golfiños e as rás.

    ResponderEliminar