lunes, 25 de agosto de 2014

Paseo Por Mérida, Emérita Augusta

En la ciudad de Mérida, y en el impresionante escenario del Teatro Romano, se celebra todos los veranos El Festival Internacional de Teatro Clásico.
Este año se conmemoraba la 60ª Edición, y, aprovechando nuestra asistencia a dicho evento, nos dimos un bonito paseo por la que fuera la Emérita Augusta de los Romanos y que ahora compartimos con vosotros en El Blog Grupo De Andainas Rías Baixas.
Y comenzamos nuestra ruta en un marco incomparable. Primero visitamos y conocimos todos los pormenores del Anfiteatro en donde, en la época del Imperio Romano tenían lugar los espectáculos de más éxito, entre ellos, cómo no, la lucha de gladiadores.
De allí pasamos a conocer el majestuoso Teatro Romano construído bajo el patrocinio de Agripa, yerno del todopoderoso Augusto, entre los años 16 y 15 antes de Cristo.
Lo admiramos desde distintos lugares. Impresiona la solidez de sus muros exteriores de piedra, nos maravilla la belleza de sus columnas de mármol y quedamos hechizados por todo el conjunto en general. ¡Una verdadera joya!
 No dejéis de visitar la parte posterior de la escena. Allí encontraréis un bonito jardín en donde se encuentra un misterioso pozo, cuya utilidad todavía desconocen los arqueólogos. En ese jardín se encuentra la llamada “Aula Sacra” en donde se honra la figura de Augusto.
Poco a poco fuimos recorriendo la ciudad y descubriendo los numerosos vestigios dejados por los romanos y otras civilizaciones.
Así nos enteramos de que los romanos además de las termas también hacían uso de los llamados pozos de nieve para almacenar y conservar la nieve.
Una de las construcciones que los romanos dejaron en muchos lugares son los acueductos, y en Mérida tenemos uno muy bonito, llamado “Acueducto de Los Milagros” y cuya magnífica estructura realmente nos cautivó.
Y no podían faltar los templos, aquí muy bien representados con el llamado Templo de Diana, excepcionalmente conservado y en el que destacan sus impresionantes columnas.
Muy cerca de él acercaros hasta el conocido como “Pórtico del Foro” erigido a mediados del S. I a imagen y semejanza del Foro de Augusto, en Roma.
Tampoco podían faltar los arcos. Así tenemos el “Arco de Trajano” pero que en realidad no era un arco de triunfo al uso, ni estaba dedicado a ese emperador de origen hispano, sino que se piensa que en realidad era la monumental puerta de acceso al espacio sagrado que circundaría a un gigantesco templo de culto imperial.
¿Y por qué otra construcción eran famosos nuestros antecesores? Por los puentes que construían para pasar de una a otra orilla de un río. Pues en Mérida tenemos una maravillosa muestra de su buen hacer. Un Puente Romano de los más largos, aún hoy en día compuesto por sesenta arcos de medio punto, con casi ochocientos metros de largo y doce metros de alto en los puntos más elevados. Y en este caso, sobre las aguas del río Guadiana.
Asimismo podemos visitar una casa romana, la Casa del Mitreo, con varias estancias en donde podremos observar varios mosaicos, estanques, termas y diversas dependencias.
Y sin salir del recinto, a través de una senda rodeada de cipreses, llegamos al Columbario, conjunto funerario del S. I después de Cristo en donde se nos muestran tumbas, mausoleos y distintos tipos de ritos funerarios.
Pero en el pasado de Mérida, como ya dije, también intervinieron otros pueblos y que dejaron su huella en Emérita Augusta. Ahí está la Fortaleza de La Alcazaba Árabe, erigida en la Mérida musulmana por el Emir Omeya Abderramán II allá por el 835 de nuestra era. Se cree que servía como sede de las dependencias administrativas omeyas y residencia del gobernador local, pero sobre todo fue el filtro de acceso a la ciudad.
Y todavía nos queda mucho más, como veréis en la ruta de wikiloc y en el álbum fotográfico, pero lo dejamos en el tintero para que lo vayáis descubriendo en vuestro paseo particular. ¡Mérida, una ciudad para visitar y disfrutar!
CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC 
CLICAR AQUÍ Y VER EL ÁLBUM FOTOGRÁFICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario