viernes, 22 de noviembre de 2019

380.000 Visitas Lejos De Las Caminatas

Aprovechando el momento de agradeceros por hacernos volar hasta más de las 380.000 visitas, os informamos, lectores y amigos, de que un problemilla de salud nos mantiene alejados de las caminatas. Tenemos varias rutas en la recámara que iré publicando a medida que las fuerzas me permitan trabajar en el ordenador. Una vez más: ¡Muchas Gracias!
Trago dentro do meu coração,
Como num cofre que se não
pode fechar de cheio,
Todos os lugares onde estive,
Todos os portos a que cheguei,
Todas as paisagens que vi
através de janelas ou vigias,...
E tudo isso, que é tanto,
é pouco para o que eu quero.
Álvaro de Campos (Fernando Pessoa)
Traigo dentro de mi corazón,
Como en un cofre que no
se puede cerrar, de tan lleno,
Todos los lugares en donde estuve,
Todos los puertos a los que llegué,
Todos los paisages que vi
a través de ventanas o atalayas,...
Y todo eso, que es tanto,
Es poco para lo que yo quiero.
Álvaro de Campos (Fernando Pessoa)

martes, 22 de octubre de 2019

Paseo Por Santillana Del Mar, Cantabria

Los caminantes del Blog Grupo de Andainas Rías Baixas nos acercamos hasta Santillana Del Mar en Cantabria
Da gusto pasear por sus calles empedradas, pues toda ella es un museo al aire libre. 
Las casas de piedra nos llaman la atención poderosamente. Algunas con nombres llamativos como La Casas del Águila y de La Parra
Delante de ellas un bisonte homenajea a los de la cercana Cueva de Altamira.  
En La Plaza Mayor además de La Casa Consistorial, encontraréis El Parador Nacional Gil Blas, o Casa de Barreda-Bracho, barroca del S. XVII y otras bonitas construcciones.
Admiraréis La Torre de Don Borja con escudos en su fachada y un doble arco ojival.
También La Torre del Merino, considerada una de las construcciones más antiguas ya que data del S. XV haciendo esquina con La Calle de Las Lindas por donde pasa El Camino a Santiago
Continuamos por las bulliciosas Calles Cantón y Del Río dedicadas al comercio y a la hostelería. Fijaos en La Casa del Marqués, en la que vivió El Marqués de Santillana
No paséis por alto los arcos de la barroca Casa de Los Hombrones, y si os fijáis en su escudo ya sabréis por qué lleva ese nombre. 
También imponente el blasón de La Casa de Quevedo y Cossío. En donde además sobresale el túnel con arcos de piedra que servía de desagüe al riachuelo que dio nombre a la calle. 
En sus inmediaciones un antiguo abrevadero pone la nota bucólica a la ruta.
Y ya arribamos al emplazamiento que cobija la joya de este paseo: La Colegiata de Santa Juliana del S. XII, la más importante de las manifestaciones del Arte Románico en Cantabria. 
Os gustará su fachada principal con un arco de medio punto rodeado de arquivoltas con un friso que representa al Pantocrátor y una hornacina con Santa Juliana. 
Y no os debéis perder el magnífico claustro cuyos capiteles muestran elementos florales, geométricos y escenas de La Biblia.
Ni el interior con su retablo, una pila bautismal de una sola pieza representando a Daniel en el foso de los leones, y un pantocrátor que todavía conserva parte de su policromía. 
Aunque todo el exterior bien merece que deis una vueltita. 
Alrededor de la colegiata seguirán impresionándonos los bonitos edificios. 
Destacando la melancólica figura del Palacio de Los Velarde, renacentista del S. XVI
Continúa el viajero su camino callejeando por calles casi medievales y en donde el arte, la piedra, la madera y edificios con encanto siguen siendo protagonistas. 
Y que os invitamos a visitar para que experimentéis en persona la magia de Santillana del Mar, la villa de las tres mentiras: ni es santa, ni llana ni tiene mar. 
CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA