martes, 18 de septiembre de 2018

Por La Senda Costera De Areamilla, Cangas

Esta ruta transcurre por la costa de Cangas siguiendo La Senda Costera de Areamilla
Se llama así porque tiene su inicio en La Playa de Areamilla, de arena blanca y fina.
 A unos pasitos de ella caminaremos ya sobre suelo terroso y bastante sombreado. 
Nos encontraremos a continuación con el pequeño y oscuro Túnel de Areamilla. No presenta ninguna dificultad pero la ayuda de una linterna quitará miedos a los aprensivos.
En seguida se hace la luz y la paleta de azules de cielo y mar surge ante nosotros.
 No dejéis sin visitar la zona regada por El Regato Do Pontillón en donde no faltan los molinos, un antiguo lavadero y mesas de piedra acompañados de algunos castaños.
Y una oportuna fuente manando agua fresquita.
Como también lo hace La Fuente de Anguieiro un poquito más adelante.
La Costa aquí se nos presenta rocosa y desde distintos lugares nos ofrece la visión de la inconfundible silueta de Las Islas Cíes allá en la lontananza.
 Siempre con la presencia continua del Atlántico a nuestro lado. 
Ocupadas sus aguas en las actividades marineras de La Ría De Vigo.
Es una ruta bastante descampada aunque también tiene sus momentos sombreados en donde predominan los pinos.
El camino despejado facilita un ágil andar sobre nuestras ligeras zapatillas.
También encontraréis los típicos banquitos en donde sentarse, relajarse mirando al mar sin que nadie interrumpa tus pensamientos.
Hay una zona en donde os llamarán la atención unos agujeros. Son Las Furnas, producidas por la erosión del mar sobre la superficie cercana. 
Son profundos y se encuentran vallados para protección del senderista y todo el que por allí pasa. 
Ya que es un camino bastante transitado tanto por peatones como por ciclistas.
Pisaremos la fina arena de La Playa do Porto.
Admiraremos el caribeño colorido de las aguas que besan La Playa de Santa Marta.
A la que nos acercamos para sentir la suavidad de sus arenas. 
Endulzadas por el fresco manantial que hacia ellas fluye de La Fuente de Santa Marta.
No dudamos en aproximarnos a la cercana Capilla de Santa Marta desde donde regresamos al punto de inicio.
Como veis, una ruta en la que se respira olor a hojas de pino, a mar,…En donde el alma se serena y echa a volar. 
 CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA

martes, 11 de septiembre de 2018

Celebrando La Vida: Paseo Fluvial Del Río Pontiñas

El Río Pontiñas, también llamado Rego Das Cabirtas, es un afluente del Río Deza que protagoniza nuestro reencuentro con las caminatas después de todas las angustias vividas. 
Nosotros lo encontramos sosegado y tranquilo a su paso por el centro de Lalín.
Recorremos con él el cuidado paseo fluvial que lleva su nombre.
A cada paso nos salen al encuentro diversos molinos en distintos estados de conservación.
Ocupan una u otra orilla, ya sea individualmente...
O también en conjunto amparándose unos a otros. 
El paseo también alberga diversas esculturas de distintos autores locales que animan el paseo.
Hay momentos en que la senda transcurre a la vera de fincas cultivadas en donde crecen el maíz, calabazas y otros productos de la huerta gallega.
El Pontiñas podemos sortearlo por innumerables puentes que lo cruzan.
Están construidos con diversos materiales entre los que abunda la madera. 
Sin faltar la sólida y robusta piedra.
No os sorprenda encontrar la clásica flecha amarilla y otras señales que nos indican que por aquí pasan los peregrinos del Camino a Santiago de Compostela en el tramo de La Vía De La Plata también llamado Camino Sanabrés o Mozárabe
El paseo nos ofrece diversos momentos sombreados llenos de tranquilidad y paz.
Que nos posibilitaron la alegría de estar allí, llevando nuestros pies tranquilamente por sus dos orillas, celebrando la vida y calmando nuestra sed de nuevos horizontes.
CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC 
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DEL PASEO