lunes, 27 de junio de 2016

Roteiro Por Pontesampaio, Pontevedra

La ruta que caminamos este fin de semana los senderistas del Blog Grupo de Andainas Rías Baixas tiene por nombre oficial "Roteiro Polo Patrimonio de Pontesampaio".
Una ruta circular muy interesante que, como veis, tiene su inicio en las inmediaciones del famoso Puente de Pontesampaio, en donde fueron derrotadas las tropas napoleónicas, y que será visible desde distintos puntos del trayecto.
Como su nombre indica, en la ruta se realiza un recorrido por el patrimonio, así tendremos muestras del arte en la piedra con cruces y cruceiros como el de O Souto.
O el de Vilar.
Fantástica la calzada empedrada de Vilar.
Y preciosos los distintos molinos que nos vamos encontrando.
No faltan los hórreos.
Tampoco las fuentes.
Ni los lavaderos.
Y fijaos en la impresionante estructura de esta conducción de agua llamada “El Paredón” y que servía para regar las fincas cercanas con el agua que mana en los llamados Pozos de Corneda, que se encuentran muy cerca.
La arquitectura religiosa está también presente con La Iglesia de Santa María en el mismo Pontesampaio.
Que se complementa con La Capilla de San José ya pasado el lugar de Acevedo.
Aunque el lugar en donde se ubica está un poco abandonado, si os acercáis por allí, descubriréis esta curiosa inscripción:
Desde luego no podéis dejar de visitar La Isla de Medal llamada asi porque fue propiedad del pintor del mismo nombre, aunque también se conoce como de Menduíña.
Se accede a ella a través de este bonito pasaje.
Habiendo antes caminado por este tranquilo sendero.
Con las barcas descandando tranquilas en las aguas mansas.
La ruta coincide en bastantes puntos con el Camino Portugués a Santiago.
Y, para mí, una de las partes más bonitas es cuando nuestros pasos nos conducen por las orillas del Río Ulló.
Porque siempre es una gozada mirar los rápidos y desniveles del río.
Y el fluir dinámico de sus aguas dulces y azules.
Por no hablar de la quietud que se respira avanzando por la senda sombreada que serpea a su verita, vera.
Si subís al Monte Castelo tendréis una bonita panorámica de La Ría de Vigo y La Ensenada de San Simón.
Con El Puente de Rande siempre vigilante en el horizonte.
¡Por todo ésto y mucho más que vosotros descubriréis, acercaos a conocer este rico y variado patrimonio!
CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA 

lunes, 20 de junio de 2016

Regreso Al Paraíso: En Las Islas Cíes

El Paraíso existe y está en Galicia: Las Islas Cíes.
No en vano ya los antiguos las llamaban Las Islas de Los Dioses.
Los senderistas del Blog Grupo de Andainas Rías Baixas estuvimos allí en el mes de mayo y, nos quedó tan buen sabor de boca que este fin de semana hemos repetido.
Y lo hicimos invitados por La Associação Amigos do Río Ovelha de Marco de Canaveses, Portugal, que se acercaron por estos pagos para conocer esta maravilla.
Lo primero que  nos encontramos nada más bajar del catamarán que hasta allí nos lleva es el blanco arenal de la, en su día, considerada la playa más bonita del mundo: La Playa de Rodas.
Y a partir de ahí es sólo disfrutar y disfrutar. Del inusual colorido de las aguas.
De los abruptos acantilados de La Isla de Monteagudo
De la amplia panorámica que nuestra vista alcanza desde el mirador de A Pedra da Campá.
Y de las gaviotas que por allí anidan y que estos días nos esconden, desconfiadas, a sus polluelos.
Del impresionante zig-zag que nos conduce hasta El Faro de Cíes en la isla del medio.
De la solitaria majestuosidad del Faro do Peito.
De la pequeña y preciosa Playa de Nosa Señora do Carme.
Desde luego no podéis perderos el momento culmen de la jornada en O Alto Do Príncipe.
Para poder sentaros en A Cadeira da Raíña.
Y más divertido si la compartes con los Amigos con ese magnífico telón de fondo.
Y ya abandonamos Las Cíes, El Paraíso, a la espera de otra ocasión.
¡Seguro que volveremos!
 CLICAR AQUÍ Y VER RUTA EN WIKILOC
Powered by Wikiloc
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA 

lunes, 13 de junio de 2016

Circular en Padrenda: Molinos De Los Ríos Esmoriz Y Gorgua

Una semana más desde El Blog Grupo de Andainas Rías Baixas reafirmamos la idea de que Galicia es el país de las maravillas.
Como maravilla es en sí esta ruta por las tierras de Padrenda conocida como senda de los molinos de Gorgua y Esmoriz.
Y es que es todo un espectáculo poder caminar por una u otra orilla de los varios regatos que riegan estos parajes.
Regatos que frecuentemente bajan encabritados formando alegres cascadas.
Rugientes saltos de agua.
Dulce líquido contorsionista para evitar las rocas del lecho que humedecen.
Deshilachadas colas de caballo escurriéndose montaña abajo.
Vigorosos y escurridizos rápidos.
También refrescantes pozas. 
Y serenos segundos de tranquilo discurrir.
Momentos idílicos y de plena conexión con la naturaleza sin nada más en qué pensar.
Como veis, la senda es un lugar de ensueño que invita a perderse en ella.
Contribuyen a ello las especies arbóreas, laureles, acebos, alisos, abedules, robles, … que nos acompañan, sombreando el camino para hacerlo más llevadero.
Estad atentos a los centenarios castaños que por allí moran, y cuyas formas graciosas y retorcidas harán que una gran sonrisa ilumine el rostro de los senderistas.
Para cruzar de un lado a otro de los ríos nos serviremos de pasarelas de madera, o bonitos puentes de piedra como éste cerca de Freáns.
O esta maravilla en Esmoriz.
Para ayudarnos en las frecuentes subidas de la ruta, a veces, nos encontramos peldaños excavados en el mismo suelo que pisamos, y otras, misteriosas escaleras que parecen querer llevarnos al infinito y más allá.
Deslizaréis vuestros pasos a través de pueblos cuyas casas de piedra, solitarias, y sus hórreos vacíos, nos hablan del encanto de un pasado bullicioso y activo.
Y a todos nos alegra pasar por lugares habitados y ser recibidos con flores.
Si el calor aprieta, además de en las aguas de los regatos, también podremos refrescarnos en la fuentes que vamos encontrando, algunas tan sencillas y bonitas como ésta: 
La senda es muy variada, y tendremos ocasión de contemplar las lejanas montañas a la par que caminamos por floridos y silvestres caminos.
No podía faltar el momento religioso con La Iglesia de San Juan en Monterredondo donde podéis admirar este reloj de sol.
Y no os podéis perder el cruceiro de Freáns en donde, además del conjunto en sí, nos llamó la atención esta figura:
Y ya no os cuento nada más… Porque lo mejor es vivirlo y disfrutarlo en el lugar de los hechos. Por eso os animo a que os acerquéis y descubráis por vosotros mismos todas las demás maravillas que allí permanecen a vuestra espera.