lunes, 29 de febrero de 2016

Del Monasterio de Ganfei, Al Monasterio De Sanfins, Valença, Portugal

El Monasterio de Sanfins, joya del Románico Portugués, se localiza en El Monte do Faro en Valença do Minho.
Y hacia ese emplazamiento encaminaron sus pasos los senderistas del Blog Grupo de Andainas Rías Baixas, inasequibles al desaliento, una mañana que amenazaba tormenta y que aconsejaba quedarse al calor de las sábanas.
Primeramente visitamos El Monasterio de San Salvador de Ganfei, que nos recibía con un saludo ventoso y gélido sobre nuestras cabezas.
Perteneció a La Orden Benedictina, Su iglesia es románica, y su edificación se remonta al S. XII sufriendo posteriores modificaciones en Los S. XVII y XVIII.
Iniciamos a continuación una caminata que, entre pinares, nos va llevando casi siempre en ligera ascensión. 
Hay momentos en que percibimos el valle allá abajo, acompañando el pasar del Río Miño, con sus aguas fuera de su cauce, inundando prados y demás tierras aledañas.
La visión de esta solitaria cruz nos avisa y nos pone en alerta de que nuestro objetivo está cerca.
La lluvia sabía que la visita bien merecía la pena y quiso unirse a los caminantes.
Aunque finalmente desistió de su propósito y nos dejó disfrutar plenamente de los tesoros escondidos en el Monasterio de Sanfins.
Mandado construír por San Rosendo, también perteneció a la orden benedictina. La construcción románica, que hoy todavía permanece en pie, data del Siglo XII, aunque las obras se prolongaron hasta bien entrado el S. XIII.
Si os acercáis por allí prestad atención a los fantásticos detalles decorativos del pórtico, de los capiteles y de los grabados de las piedras. 
Os asombrará, como a nosotros, la espléndida animación figurativa con temas vegetales variados y unas asombrosas imágenes con figuras de animales en los canecillos, capiteles y dinteles.
También podréis pasear por las antiguas dependencias monacales, y hasta os parecerá escuchar los cánticos de los antiguos moradores de estos habitáculos.
¿Y qué me decís de estos arcos? ¡Sencillamente fantásticos!
Y no dejéis de pasar bajo el arco del imponente acueducto que allí se encuentra. 
También merece la pena un paseo por el bosque que circunda estas gloriosas ruínas que quedarán para siempre en nuestra memoria.
Y ya va el caminante iniciando el camino de regreso y lo hace tomando contacto con la ecopista situada sobre el ramal ferroviario que ligaba Valença y Monção. Desactivado hace unos años está destinado a cicloturismo y paseos peatonales.
Todavía se mantienen en pie los edificios de los antiguos apeaderos que ponen una nota pintoresca y de añoranza de épocas pasadas.
Allí muy cerca, al alcance de la mano tenemos las aguas del Miño, viñedos y campos cultivados...
En frente, La Fortaleza, y, si miráis hacia vuestra derecha, tendréis una prolongada y bonita visión de Tui. Ese día, y debido a la niebla existente, surgía ante el caminante cual fantasmal figura apareciendo de la nada. 

lunes, 22 de febrero de 2016

Variantes Do Río Ovelha, Marco De Canaveses, Portugal

El Río Ovelha es un afluente del Río Támega que nace en La Sierra do Marão y que baña tierras de Amarante y Marco de Canaveses, Portugal.
Sus aguas normalmente bajan tranquilas y reposadas y se utilizan para la normal actividad agrícola y también, sobre todo en épocas pasadas, para mover las ruedas de los molinos esparcidos a lo largo de su cauce, todavía hoy llenos de belleza. 
También a veces lo encontramos formando represas en donde las caídas de agua, hoy en día, constituyen uno de los principales atractivos que podemos encontrar si visitamos sus orillas.
Como todos los ríos, en invierno aumenta su caudal, lo que hace intransitable la senda conocida como “Aldeias e margens do rio Ovelha” que nos lleva zigzagueando con él en un bonito paseo. 
Para subsanar este problemilla, La AsociaciónAmigos do Rio Ovelha” de Marco de Canaveses ha inaugurado una variante por la cual podremos caminar un poco más alejados del agua e ir visitando algunos de los puntos más interesantes y también conocer un poco más de sus aledaños.
Recién inaugurada, como digo, cuenta con algo más de 14 km de recorrido, está muy bien señalizada y lleva por nombre “Variantes do PR7- MCN Aldeias e Margens do rio Ovelha” con la que se ofrece también la posibilidad de acortar el paseo a través de los distintos puentes y enlaces existentes.
Es una senda variada y amena para el caminante que se verá inmerso en espacios boscosos en donde todo el año se puede pisar sobre crujiente alfombra de hojarasca.
También caminará por lugares más abiertos en donde es posible contemplar la acción de la madre naturaleza a lo largo de las estaciones.
Momentos habrá en que el senderista tendrá una mayor amplitud de visión y podrá mirar más allá hacia las montañas lejanas y el valle cercano.
Como veis es un ruta que nos muestra un poco de todo a lo largo del trayecto, en donde también encontraremos muestras de la actividad económica de la zona con campos de arándanos y viñedos que atravesaremos.
Asimismo campos cultivados y prados exultantes de verdor. 
Nos llaman muchísimo la atención esas altas torres formadas con los tallos de la planta del maíz, o hierba, una vez ya secos y que son conocidas como medas.
Lavaderos y fuentes, petos, La Iglesia Matriz de Várzea de Ovelha e Aliviada, casas de piedra, hórreos y camelias por doquier.
Momentos costumbristas con el ganado en las cuadras, el granjero dando de comer a sus animales y la tranquilidad y el sosiego que por aquí se respiran.
Y huellas que nos hablan de la historia de la humanidad como, sus miedos, ritos y costumbres, como estas tumbas antropomórficas allí serenas y pacientes esperando nuestra visita bulliciosa.
Por supuestísimo no os perdáis el momento junto al “Ponte do Arco” en uno de los rincones más bellos y carismáticos de la senda.
Realmente es toda una joya arquitectónica de piedra y con un solo arco cuyo origen se busca en La Edad Media y que se yergue majestuosa y sublime sobre las aguas del Río Ovelha. 
Momentos fantásticos vividos en compañía de grandes amigos con los que continuaremos compartiendo y caminando la senda de la vida.
CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA 

lunes, 15 de febrero de 2016

Aceñas Y Molinos Del Río Neiva En Antas, Portugal

El nombre de la ruta de hoy nos viene dado por la gran cantidad de aceñas y molinos que nos vamos encontrando en el cauce del Río Neiva.
Se articula toda ella alrededor de las tierras bañadas por sus aguas en la localidad portuguesa de Antas de cuya iglesia parroquial salimos muy tempranito una mañana que se presentaba plomiza y gris.
Allí cerca visitamos otro vestigio del pasado lejano de La Humanidad sobre La Tierra: El Menhir de Antas.
Internándonos ya en El Bosque da Peneirada lo primero que encontramos son estas preciosas ruínas de un molino de viento.
Partimos en busca del río Neiva y, después de las lluvias caídas, lo hallamos así de rebosante y revoltoso.
En el lugar, lo que resta del llamado “engenho” do Esprade, y este magnífico pontillón.
No cruzamos todavía de orilla sino que permanecemos en la misma. Así tenemos la oportunidad de caminar a través de antiguos caminos rodeados de musgosos muros de piedra.
Y visitar varios molinos ya en ruínas y cubiertos por la vegetación pero que por su situación, al lado de pequeños regatos y pequeñas pontellas, contribuyen al encanto de la ruta.
Como también lo hacen La Aceña Da Ribeirinha, un poco escondida ella y la de Zé do Río y El “engenho” de serrar de Floriano mirándose de reojo el uno al otro desde orillas opuestas del Neiva.
También emotivo el momento en que llegamos a la conocida como Aceña do Grilo, en estado ruinoso, y en donde nos volvemos a encontrar con el recio pontillón de antes, pero ahora desde la ribera opuesta.
Continúa el caminante por la senda cerquita del río cuyas aguas podemos tocar al mismo tiempo que nos protege el amparo de los árboles que por allí crecen.
Y llega ya el momento cumbre de la ruta ante El Complejo “Do Minante”.
Accedemos a él a través de un impresionante pontón que nos da acceso al lugar que alberga una verdadera industria de las de antes.
Concentraba en muy poco espacio aceña de maíz, de trigo, aserradero de maderas, noria de lino y alambique.
Como veis, impresionante la noria que movía las aguas, que aquí llegan con una fuerza increíble.
Al pasar junto a La Quinta da Malafaia el senderista sonríe mirando los muñecos por allí esparcidos y evoca tiempos de diversión no muy lejanos en estas instalaciones.
Y continúan su camino los senderistas del Blog Grupo de Andainas Rías Baixas teniendo siempre por compañeras la aguas del río Neiva.
Que nos animan con su cantinela y alegre discurrir el caminar por estos tranquilos senderos.
Y hasta un peto excavado en plena roca nos encontramos. 
Pasaje espectacular es el que discurre a través de un tramo del Camino Portugués a Santiago.
El terreno está elevado con relación al río que vemos discurrir allá abajo en otro de los parajes fantásticos de la caminata. 
Igual sucede en donde los peregrinos cambian de orilla, justo al lado de La Aceña do Sebastião, ahora reconvertida en casa rural.
Como veis es un recorrido lleno de historia y cultura, en donde nos encontramos variados elementos del patrimonio portugués, ya sea arquitectónico, arqueológico o etnográfico.
También religioso pues, a la ya mencionada iglesia parroquial de Antas con su bonito cruceiro, se unen diversas almiñas durante el trayecto y La Iglesia de Santa Tecla cerca del “engenho” del mismo nombre.
Y sin ninguna duda lleno de patrimono natural que nos hace disfrutar de parajes y momentos de ensueño en donde recrearse con las vistas que se nos ofrecen es todo un placer.
 CLICAR AQUÍ Y VER LA RUTA EN WIKILOC
CLICAR AQUÍ Y VER TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA