lunes, 21 de julio de 2014

Un Paseo Por La Ciudad De Ronda En Málaga

Y esta vez la ruta que presentamos en El Blog Grupo de Andainas Rías Baixas transcurre en el Sur de España.
Pues aprovechando que estábamos por aquellas tierras os proponemos un paseo por la preciosa ciudad de Ronda, en el interior de la provincia de Málaga.
Como sabéis, Ronda, situada encima de un alto acantilado, es una de las localidades más antiguas de España y, particularmente, a mí, me parece uno de los lugares más bonitos e interesantes de Andalucía. Su casco antiguo está separado de la parte nueva por un profundo barranco conocido como El Tajo de Ronda.
Las dos mitades se comunican por el llamado Puente Nuevo desde donde podemos admirar unas vistas espectaculares sobre el barranco y los alrededores de Ronda.
La cornisa del Tajo y el puente que lo salva son la imagen por antonomasia de la ciudad. Todos reconocemos esa silueta sobre el famoso cañón por el que discurre el río Guadalevín afluente del río Guadiaro. Desde arriba podíamos divisar allá abajo senderistas recorriendo sus orillas y también otros haciendo barranquismo y también escalada. Como podréis deducir a mí me entró la envidia sana. Ganas tremendas de poder estar también allí en el desfiladero sintiendo todas las sensaciones y emociones que ellas estaban viviendo. Pero la ocasión, esta vez no era propicia. Lo dejo para la próxima.
Por cierto, que el puente es llamado Puente Nuevo porque existe otro que es llamado, claro está, Puente Viejo, que consta de un solo arco de 10 m de diámetro. En cuanto a su origen, no hay documentación que lo aclare. Para algunos es romano reconstruído por los árabes, aunque mayoritariamente se considera árabe. Desde él se tienen bonitas vistas sobre el barranco y el Puente Nuevo.
El Puente Nuevo fue construído primeramente en 1735 pero dado que se derrumbó, tuve que ser nuevamente edificado 6 años más tarde siendo inaugurado 40 años después y actualmente puede ser contemplado desde distintos lugares de Ronda.
Pero esto no es todo. Hay mucho y bonito que ver en Ronda. Por eso os invitamos a un paseo sin prisas para poder disfrutar de todo lo que se ofrece ante los ojos del visitante.
Eso nos permitirá apreciar con detalle los rasgos de la antigua medina árabe, que aún conserva parte de las murallas defensivas que otrora hicieron que fuese una de las últimas localidades árabes rendida a Los Reyes Católicos. Murallas que se pueden recorrer accediendo a ellas por distintos puntos y desde donde podemos tener una visión diferente del lugar objeto de nuestro paseo.
Y es atravesando el Puente Nuevo que nos adentramos en la parte antigua de la localidad, también llamada “La Ciudad”. Allí nos detendremos en los fantásticos rincones y contemplaremos obras monumentales como La Iglesia de Santa María La Mayor , La Iglesia del Espíritu Santo, La Casa Consistorial, además de
distintos museos, los palacios de Mondragón y Salvatierra, La Casa del Rey Moro que permite bajar al fondo del tajo a través de las escaleras de La Mina, La Casa del Gigante, La Casa de San Juan Bosco, El Arco de Felipe V,
La Puerta de Carlos V y La Puerta del Almocábar de las Murallas de Ronda y gran cantidad de casas-palacio, callejuelas y plazoletas que sin dudan dan a Ronda un ambiente lleno de señorío y leyendas, recuerdos y vivencias y que nos acerca a un pasado de misterio y poderío.
Esa misma sensación tenemos al pasar bajo la majestuosa e imponente Puerta y Murallas de la Cijara.
Para continuar caminando hasta Los Baños Árabes, recinto termal de época musulmana y que es uno de los mejor conservados de España.
Como veis el paseo es largo, por lo que podremos tomarnos alguna pausa para reponer energías en las distintas terrazas de las plazas de la ciudad o si preferís también os podréis refrescar en La Fuente de los Ocho Caños.
Para después, a pocos pasos,  acercaros a contemplar el inquietante Templete de Los ahorcados o de La Virgen de los Dolores. En cada columna os sorprenderán cuatro figuras entrelazadas por los brazos y atadas por el cuello. Y es que dicen que fue construído en 1734 donde anteriormente se levantaba el patíbulo.
¡Ah! Y daros una vuelta por La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, una de las más antiguas y monumentales del mundo, y dicen que la de ruedo más grande del mundo.
En fin… Muchas maravillas…Nosotros además tuvimos mucha suerte con el tiempo, y un agradable sol de primavera nos acompañó y nos permitió disfrutar durante toda la jornada que allí estuvimos. Es más hasta tuvimos que comprarnos los típicos sombreros de paja para resguardarnos de sus, a veces, demasiado fogosos rayos.
Por todo lo que os hemos contado y mucho más,  Ronda nos pareció una ciudad preciosa, un lugar definitivamente increíble digno de ser visitado para poder apreciar toda la belleza que en ella se encierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario