lunes, 14 de julio de 2014

De Ponte Da Barca A Ponte De Lima, Portugal

Y de nuevo, la ruta que traemos al Blog Grupo De Andainas Rías Baixas, transcurre por tierras de nuestro país limítrofe, Portugal.
Se trata de un paseo que realizamos a finales de junio acompañando a nuestros amigos de Vianatrilhos de Viana do Castelo, desde Ponte da Barca hasta Ponte de Lima, la que dicen es la ciudad más antigua de Portugal.
Es un recorrido lineal que caminamos a través de una ecovía que, partiendo de un área recreativa cercana a Ponte da Barca, transcurre siempre a orillas del río Lima.
Éste se nos va mostrando a veces tranquilo y pacífico en sus remansos, y otras veces inquieto y nervioso formando rápidos y pequeñas cascadas, al ir sorteando las piedras que encuentra en su camino.
Por cierto que durante todo el trayecto no faltan innumerables islas y pequeños promontorios en medio del río que dan vistosidad y colorido a la senda.
También nos llama la atención las pesqueras que hay a lo largo de su cauce y que son aprovechadas para recoger salmón, lamprea y otras especies piscícolas.
Al ser una ecopista, es muy fácil de caminar sin desniveles que reseñar. Marcharemos a veces sobre tierra, pistas de zahorra la mayor parte y alguna que otra pasarela de madera también encontraremos.
Abunda la vegetación propia de ribera destacando los alisos, también pinos y gran variedad de plantas que crecen al albor del agua del Lima. Asimismo numerosos olivos, castaños y nogales que seguramente en otoño harán las delicias de los caminantes que por allí pasen.
Pasaremos al lado de fincas primorosamente cultivadas en donde en esta época destacaba la patata, verduras varias, el maíz en plena fuerza de crecimiento y la vid. Numerosos viñedos a nuestro paso que ya nos mostraban su fruto todavía verde pero que promete una buena campaña vitivinícola.
Nos sorprendió encontrar una fuente de aguas sulfurosas a un lado de la ruta y por supuesto que no dudamos en tomar un traguito a pesar de la reticencia de algunos debido al no muy agradable olor de las mismas, pero no podíamos dejar pasar su efecto curativo...
Un momento muy interesante para el caminante es una vez llegados al lugar de Gemieira en donde encontramos un precioso paraje con el agua de un regato como protagonista dando vida a un conjunto de fuentes, cascadas y molinos alguno de los cuales se encontraba en pleno funcionamiento.
Ya muy próximos a nuestro punto final nos apercibimos de que en el hipódromo estaban celebrando la Feria del Caballo. Nos acercamos y fueron tan amables de dejarnos pasar y poder contemplar parte del espectáculo que allí se estaba produciendo e incluso los penúltimos metros los hicimos por dentro del mismo hipódromo.
Una vez llegados a la Capilla de San João ya avistamos nuestra meta que era el puente romano de Ponte de Lima, figura emblemática por antonomasia de esta bonita tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario