lunes, 30 de enero de 2012

Ruta Circular Del Río Da Fraga En Meira Moaña

Un domingo más  nos sacudimos las sábanas muy temprano para acudir a nuestra cita semanal con el monte y así dar rienda suelta a nuestro espíritu aventurero... Esta vez dirigimos nuestros pasos hacia la cercana localidad de Moaña, dispuestos a superar los 15 km de la llamada Ruta Del río Da Fraga y narraros nuestra experiencia aquí desde El Blog Grupo De Andainas Rías Baixas.
Se llama así porque casi todo el recorrido se realiza, siguiendo el curso del río Da Fraga, también llamado Río Dos Ladróns... Este río atraviesa de Norte a Sur las tierras del municipio moañés constituyéndose en frontera natural entre las parroquias de Meira y Moaña. Desemboca en la Ría De Vigo, en la Playa de La Junquera, al borde de la cual dejamos nuestros coches en una fría pero despejada mañana. 
Sobre el arenal, varias aves, entre ellas una garza, se dedicaban a las tareas propias de las primeras horas del día, mientras nosotros tomábamos el sendero que tiene su inicio al lado de un pequeño campo de fútbol.
El río, a nuestra izquierda, y en sus aguas, varias familias de patos disfrutaban de la calma del río y contemplaban asombrados, como 8 intrépidos senderistas, desafiaban los pocos grados que marcaba el termómetro y se dirigían río arriba... Ya en el interior del bosque, el frío se haría más intenso, pues Lorenzo, todavía estaba disfrutando del calor de su edredón, y la abundante vegetación hacía que los campos circundantes conservaran con afán, intacto, el blanco manto regalado por la madrugada, hasta bien entrada la jornada... 
La ruta está bien señalizada y muy cuidada. A lo largo del río, en sus orillas, se van escalonando diversos molinos, la mayoría de planta cuadrada o rectangular, con una sola ventana y tejado a dos aguas. Algunos ya están en ruínas, solamente quedan sus viejas paredes cubiertas por la verde pátina del tiempo, pero aún así, dan prueba de la importancia que tuvieron en el desenvolvimiento y supervivencia de la población rural moañesa y de la riqueza de estas tieras en épocas no muy lejanas.
Entre las especies arbóreas llama la atención la presencia de castaños, robles, laureles, alisos e incluso sauces llorón, entre otros, que luchan por mantenerse y no dar el brazo a torcer ante sus primos invasores las acacias, mimosas y, como no, el eucalipto.
Sin duda es una ruta de gran belleza, pues el río, a lo largo de su trayectoria va formando meandros, saltos de agua, rápidos, pozas y cascadas que invitan a darse un chapuzón. Sin embargo, dada la estación en que nos encontramos y al frío reinante, tuvimos que declinar la invitación y aplazarla para dentro de unos meses en que la fuerza y pujanza del sol haga que sus rayos penetren a través de la tupida cortina de árboles y nos permitan disfrutar mejor de sus transparentes aguas, sin temor a congelarnos en el intento...

Ya retornando hacia Moaña, pasamos por las instalaciones del Campamento Municipal de O Beque. Cerca de aquí, hay que estar muy atentos pues parece que el camino se desliza a la izquierda, pero no... Hay que continuar unos metros por una pista asfaltada y luego torcer hacia la derecha.
Continuamos descendiendo, y, antes de llegar al punto de destino, pudimos disfrutar de una vista espléndida de la Ría de Vigo, que nos hace volver a pensar, una vez más que vivimos en un auténtico paraíso: Galicia...
Y siguiendo nuevamente el río, regresamos a la Playa de La Junquera, ahora ya con marea baja. Las aves, lejanas, la garza, en paradero desconocido, las familias de patos, acicalándose y en el campo de fútbol, un partido... Y ahora sí que hubo quien no dudó en lanzarse al mar en busca del agua perdida...
Pero, los que nos seguís domingo tras domingo sabéis que aquí no termina nuestra jornada... Todavía nos  dirigimos hacia Bueu, localidad de la que ya hemos hablado en varias ocasiones, y en donde pudimos disfrutar de un auténtico banquete.
Y, ya por la tarde, aún, aprovechando el buen tiempo reinante en este increíble y raro invierno, no perdimos la ocasión de dar un paseíto por el puerto de 
Bueu y contemplar las embarcaciones allí atracadas disfrutando del calor del sol y de la ligera brisa y el encanto del mar.

lunes, 23 de enero de 2012

Ruta Circular En San Vicente Do Mar

Era una fresca mañana de invierno cuando nos encaminamos hacia San Vicente Do Mar, en las cercanías de La Playa de A Lanzada,  para la habitual caminata de los domingos... En esta ocasión realizaríamos una ruta también por caminos no señalizados y que paso a relataros aquí en El Blog Grupo De Andainas Rías Baixas.
 Dejamos nuestros coches en las inmediaciones de las instalaciones que La Diputación De Pontevedra tiene para la realización de  campamentos de verano. El marco, de incomparable belleza, tiene a sus pies la playa de A Lanzada, por cuyas finas arenas ya había mañaneros caminando, aprovechando que estaba la marea baja. Las frías aguas del Atlántico presentaban un azul intenso, un aspecto tranquilo y una superficie lisa pues todavía no soplaba ni una ligera brisa...
 Comenzamos nuestro paseo dejando la playa a nuestra espalda, subiendo por un camino lateral, que nos llevó por un sendero, primero terroso y luego de piedra, pero siempre empinado, hasta el mirador del Monte Siradella. Desde allí pudimos contemplar una impresionante panorámica con todo lo mejor de las Rías Baixas, los montes que las rodean, el complejo intermareal Umia-O Grove, también, como no, la playa de A Lanzada y la mole de la isla de Ons allá a lo lejos en pleno océano.

También disfrutamos de unas vistas increíbles en el mirador de O Con Da Hedra. Que por cierto, en el sendero que conduce a este mirador nos encontramos con una figura hecha por varias orugas, procesionarias del pino, que parecía una rosa, y una auténtica procesión de estos peludos animalillos que, imperturbables seguían su camino, las unas pegadas a las otras, pasito a pasito...
 Descendimos por Reboredo y continuamos nuestro caminar recorriendo varias playas, y teniendo las azules aguas del Atlántico siempre al alcance de la mano... En la playa de "A Mexilloeira" estuvimos un rato contemplando como dos atrevidos, con traje de neopreno, eso sí, estaban metidos en el agua practicando ese deporte llamado Kitesurf... La verdad que parecía que estaban disfrutando de lo lindo...
También en las inmediaciones de esta playa se encuentra la laguna "A Bodeira" cuyas dulces aguas atraen innumerables aves en todas las épocas del año pero que cuando nosotros pasamos sólo contaba con un pato bañándose en ella...
 Recorrimos "A Praia Grande" y sus dunas móviles, y ya en las inmediaciones de la playa "A Barcela" pudimos ver una edificación que antiguamente había sido una factoría de salazón de pescado, y no muy lejos de la playa de Carreiro se encuentra el yacimiento arqueológico de "O Adro Vello" que cuenta con una vía romana, una necrópolis y restos de una iglesia visigoda, pero que parece encontrarse en estado de semi-abandono.
Continuamos nuestro caminar con múltiples paradas para hacer fotografías o contemplar los detalles que llamaban nuestra atención y que hacían nuestra marcha más lenta de lo que en nosotros es habitual... Pero es que era imposible no pararse ante todo lo que la naturaleza nos ofrece en esta nuestra maravillosa provincia de Pontevedra y que nos hacía pensar,  una vez más, que vivimos en un auténtico paraíso...
 Continuamos por las playas de O Con Negro, Barreiro... Y pian, pianito llegamos hasta las instalaciones que continen los restos de la antigua batería de costa, cuyo recinto continúa siendo militar po lo que el acceso está prohibido...

Y ya por una larga pasarela de madera llegamos hasta el Club Náutico de San Vicente Do Mar en donde repusimos energías para, después de un largo trote por la carretera, regresar a donde habíamos dejado los coches.
 En fin, que fue un día redondo, ya que hasta el tiempo atmosférico colaboró con un día claro y luminoso a medida que avanzaba la jornada. Y si otros días caminábamos sobre alfombras de hojas de robles y encinas, esta vez eran las agujas de los pinos las que tapizaban nuestro suelo, cuando estábamos en los miradores, la fina arena, cerca de las playas y hasta hubo alguna ocasión en que tuvimos que dar algún que otro saltito por medio de las rocas...
 Finalmente tengo que insistir y resaltar de nuevo la belleza de este recorrido que nos llevó a todos a buen puerto, sin ninguna dificultad y sin novedad  ...
VER RUTA EN WIKILOC
VER LAS FOTOS DE LA CAMINATA

sábado, 21 de enero de 2012

Muchas Gracias A Nuestros Lectores

Y hoy, gracias a vosotros, amigos, el Blog de caminatas Grupo De Andainas Rías Baixas ha llegado a las 15000 visitas... Cuando comenzamos nuestra andaina por este mundo virtual de los Blogs simplemente pensamos en ir contando, casi para nosotros, nuestras correrías y andanzas por esos montes de Galicia, España y Portugal... No pensábamos, ni por asomo, que íbamos a llegar a este número de amigos que nos visitáis desde entonces...
¡MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ!!! Gracias a los que simplemente nos leéis, a los que veis nuestras fotografías y disfrutáis con nuestros vídeos... A los que os animáis y dejáis comentarios y también a los que no... Gracias a los que desde entonces os habéis hecho seguidores del blog... Para nosotros todos sois importantes... ¡Continuad ahí!!! Vuestras visitas nos animan a seguir nuestro caminar de la misma manera dinámica y alegre como hemos hecho hasta ahora...
 Y desde aquí, desde el blog quiero hacer una mención especial a nuestro Amigo Portugués Tony Madureira, que ha caminado realmente con nosotros en algunas ocasiones, y que camina también con nosotros  en todas y cada una de nuestras andainas virtuales... Muito obrigada, Tony!!!
Y una vez más ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS VOSOTROS, AMIGOS!! ¡CONTINUAD AHÍ!

lunes, 16 de enero de 2012

Ruta Circular Por La Senda Del Lérez, Río Almofrey Y Regreso A Pontevedra

Una fina cortina de agua cubría la ciudad de Pontevedra cuando  nos reunimos para realizar la habitual caminata dominical. Esta vez la ruta iba a consistir en un "remix" de La Senda Del Lérez y la Ruta del Río Almofrey. Y ya sin dilación paso a contárosla aquí en El Blog de caminatas Grupo De Andainas Rías Baixas.
Todavía bajo la lluvia, salimos del Puente de Los Tirantes, o mejor dicho de la Pasarela Peatonal que se encuentra algo más adelante y que da acceso hacia La Illa Das Esculturas, recién remozada y que presentaba un aspecto fantástico bajo la tenue luz de esta húmeda mañana de domingo...
Ya en la playa fluvial algunas aves, entre ellas una garza, realizaban sus abluciones matinales y yo diría que también su almuerzo en las tranquilas aguas de nuestro río Lérez.
Pasamos por debajo del recién inaugurado nuevo puente y que une el Barrio de Monteporreiro con la Parroquia de Lérez... Y continuamos tranquilamente el camino trazado disfrutando de la naturaleza, si bien cubiertos con nuestras capas de agua y guarecidos bajo nuestros paraguas de la fina pero persistente lluvia que también quiso realizar la caminata con nosotros.
Llegados a Bora continuamos por La Ruta del Río Almofrey, y al llegar al lugar donde se encuentran las poldras, los pasos para salvar el río, esta vez nos llevamos la agradable sorpresa de que estaban todos, no faltaba ninguno, y si bien algún paso se veía cubierto por el agua, pudimos pasar sin dificultad a la otra orilla.
Ya allí, elegimos el sendero hacia la izquierda hasta donde se encuentra un molino de los llamados "de canle". Subimos un tramo bastante empinado y a continuación nos desviamos de la ruta "oficial" y, en lugar de continuar a la izquierda, cogimos un senderito frontal que nos llevó, cuesta arriba, eso sí, hasta El Salgueiral
 Curiosamente, allí volvimos a encontrar las marcas azules y blancas de la ruta, las cuales seguimos durante un trecho, pero que volvimos a dejar de lado yendo nuestros pasos a dar hasta la carretera. Continuamos por ella, hacia la derecha un buen tramo, pasamos la antigua escuela unitaria, convertida ahora en un centro cultural y dinamizador de toda la zona, y por un camino nuevamente a la derecha retomamos la senda y regresamos al punto de los pasos para volver a cruzar el río.
Ya en Ponte Bora, y después de una pausa para reponer fuerzas con un pequeño refrigerio al mismo tiempo que regalábamos la vista y el oído viendo y escuchando el gran tema de U2 "Where The Streets Have No Name" decidimos volver a Pontevedra pero ahora por la otra margen del río, lugar por donde nunca habíamos caminado.

Y en verdad os digo, amigos caminantes, que merece la pena la experiencia, pues es una perspectiva diferente del Lérez, caminando siempre al lado del río, cuyas aguas puras y cristalinas, ese día, teníamos al alcance de las manos y de nuestros ya cansados pies. Nos dirigimos hacia Pontevedra cruzando sobre el puente metálico que hay a la altura de la estación de bombeo y bajo un aguacero impresionante, pues la lluvia, esta jornada, se constituyó a sí misma en un compañero mas.
Sin embargo, a pesar de la lluvia, he de decir que disfrutamos de lleno de este paseo... 
Había momentos en que sólo se escuchaba el repiquetear de las gotas de lluvia sobre nuestros paraguas, otras el fragor del agua de los ríos al sobrepasar los innumerables rápidos que se encuentran en sus cauces, e incluso había ratos en que sólo se oían nuestros propios pasos deslizándose sobre la mojada aunque crujiente hojarasca que cubría gran parte de nuestro recorrido.
Al encontrarse tan cerca de la ciudad, esta es una ruta muy transitada por caminantes y ciclistas por lo que se mantiene en óptimas condiciones para senderear por ella. Incluso la parte menos frecuentada, la margen derecha, estaba completamente libre de maleza, con los hierbajos, zarzas y helechos recién cortados y fácil de caminar, por lo que realmente os la aconsejamos a todos los que aún no la conocéis y también a los que ya habéis pasado alguna vez por ella, pues constituye un auténtico relax para la vista y el oído y una verdadera alegría para el espíritu...
VER LA RUTA EN WIKILOC
VER AQUÍ LAS FOTOS DE LA CAMINATA

domingo, 8 de enero de 2012

Ruta Circular Río Xabriña en Covelo

Y ...¡Síiii! Después del parón por las fiestas navideñas, hoy, por fin nos pusimos en movimiento y realizamos la primera caminata del año 2012. Y lo hicimos desplazándonos hasta el ayuntamiento de Covelo, para caminar en la llamada "Ruta do Río Xabriña", y ¡No podéis imaginaros, amigos caminantes, qué bonita es!!! Hay que ir hasta allí y caminarla para realmente apreciar todos los detalles espectaculares que encontramos a nuestro paso y que ya paso a relataros desde El Blog de caminatas Grupo De Andainas Rías Baixas.
Esta ruta tiene como punto de inicio el lugar de Paraños, donde dejamos nuestros coches, y transcurre por las parroquias de Paraños, Prado da Canda y Lamosa, situadas en un valle que forma el río Xabriña, afluente del río Tea.
El recorrido, de algo más de 17 km, es circular y tiene como principal protagonista al río Xabriña y alguno de sus regatos, cuyas aguas acompañan al senderista durante todo el trayecto. Tiene, por así decirlo dos tramos bien diferenciados: Uno, de subida, que transcurre por la margen derecha del Xabriña y que a través de cuidados bosques con abundante vegetación propia de las riberas de los ríos y también robles, laureles, castaños, arbustos de boj...
Nos lleva por sendas estrechas y serpeantes hasta el bonito puente de "El Folón" y desde este, por caminos amplios y empedrados hasta los lugares de Prado y A Lamosa. Aquí comienza ya el segundo tramo, de bajada, por la margen izquierda del río y que por sinuosas veredas, alfombradas de crujiente hojarasca, nos conduce de nuevo hasta Paraños, nuestro punto de salida y de llegada.
Como ya dije, la ruta nos pareció espectacular y realmente os la recomiendo en cualquier época del año... Porque además del paisaje maravilloso, siempre por las hermosas riberas de los ríos, la vegetación, los bosques en conjunto...
Esta ruta nos ofrece también valiosísimas muestras del rico patrimonio etnográfico de la zona, con puentes, pasos escalonados, viejos caminos empedrados, petos de ánimas, cruces, cruceiros, más de 30 molinos, que jalonan la ruta a una y otra margen del Xabriña y los regatos que a él vierten sus aguas, algunas de dos muelas, otros de los llamados "de cubo", algunos restaurados y otros en ruínas...
 E incluso al inicio de la ruta, en Paraños hay un "lagar de cera" restaurado, y a su lado la llamada " leira da cera". ¡Ah! Y algo que también me gustó fue encontrar distribuidos a lo lardo del recorrido varios paneles en donde podemos leer diferentes poemas de Celso Emilio Ferreiro y de Uxío Novoneyra...
Hoy, además, tuvimos mucha suerte con el tiempo, pues si bien cuando iniciamos la caminata, el termómetro marcaba 4 grados de temperatura, a medida que avanzaba la jornada, Lorenzo hizo su aparición y pudimos disfrutar, sin escalofríos, de toda las maravillas que ante nosotros se mostraban...
Así que ánimo, y tan pronto podáis, acercaos hasta Paraños a realizar esta ruta, que además se encuentra muy bien señalizada y en óptimas condiciones para caminar sobre ella... Ya veréis como os va a encantar todo lo que allí hay... ¡Merece la pena! ¡Ya me contaréis!!

VERSIÓN CORTA DE LA RUTA EN WIKILOC
VER AQUÍ LAS FOTOS DE LA CAMINATA

miércoles, 4 de enero de 2012

El Blog Grupo De Andainas Rías Baixas Y Sus Orígenes

Como digo en la presentación del Blog somos senderistas a quienes nos gusta caminar... Y caminando fue cómo nos conocimos...
Y comenzamos nuestra andaina en común realizando, por etapas, el Camino Francés a Santiago...
Caminábamos los domingos con La Asociación Santísimo Cristo del Consuelo, de Lérez...Y... paso a paso, etapa tras etapa, nuestra amistad se fue afianzando... Caminamos con La Asociación durante varios años, por muchos otros caminos y senderos, hasta que nos decidimos a caminar por nuestra cuenta. Unos años más tarde nacería el Blog Grupo De Andainas Rías Baixas...
Pero el contacto con El Santísimo Cristo no se ha perdido... Así solemos asistir al almuerzo anual que La Asociación organiza en los salones del Monasterio De San Benito de Lérez, como hicimos el pasado 19 de noviembre, y también participamos el 6 de diciembre en una visita a la ciudad de Santiago de Compostela para conocer Los Museos Catedralicios...
Finalmente, ya por la tarde, disfrutamos viendo el ya famoso Belén Artesanal que se expone en Valga... Se puede decir que  volvimos a nuestros orígenes...
En estos encuentros siempre es grato volver a charlar con antiguos compañeros de fatigas por esos caminos de España y Portugal, con los que hemos compartido largos kilometrajes en autobús, risas y canciones, anécdotas simpáticas, perros ladradores, vacas lecheras, paisajes espectaculares, cuestas empinadas, bajadas pronunciadas, plácidas llanuras, suelos pedregosos, pistas embarradas, despistes varios, lluvias persistentes, vientos huracanados, soles abrasadores, nieblinas matinales, fríos polares...
Alguna que otra nevada y hasta inundaciones a nuestro paso, pero que nunca impidieron que llegáramos a nuestro destino...
¡Hasta otra convivencia, amigos!...¡Volveremos a encontrarnos!...¡Sigan los mogones!!! Y... ¡No se olviden las pertenencias!!!!!
VER AQUÍ LAS FOTOS DEL ALMUERZO Y VIAJE A SANTIAGO